¿Qué entendemos por apostasía?

Apostasía significa, “abandonar o alejarse de la verdad”. Un apóstata es alguien que una vez creyó pero que ha rechazado la verdad de Dios. Es una rebelión contra Dios, ya que es una rebelión contra Su verdad. Dios le advirtió el pueblo judío acerca de su idolatría e incredulidad en Él. Las epístolas del Nuevo Testamento nos advierten de no alejarnos de la verdad. La apostasía es una amenaza real y peligrosa para todo creyente.

Segunda carta a los Tesalonisenses capítulo 2:3 nos dice lo siguiente: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”. Este versículo señala que vendrá una apostasía, asociada con la manifestación del hombre de pecado o anticristo. Podemos ver muchos cristianos hoy día que esperan la llegada de este peligroso personaje, pero muy pocos están pendientes de la apostasía, la cual, vendrá primero. Como creyentes, deberíamos hacernos la siguiente pregunta: “¿Hay apostasía en la Iglesia cristiana de hoy?”

Si está sucediendo una apostasía en la iglesia de hoy no lo sabremos a menos que primero, examinemos la Biblia cuidadosamente y comparemos la iglesia actual con la palabra de Dios. Después que establezcamos esa norma de verdad, vamos a tener entonces, una vara de medir por la cual podrá detectarse la apostasía.

Podría mencionar una lista de verdades biblicas de las doctrinas fundamentales y las no fundamentales por las cuales comparar otras enseñanzas y fenómenos visibles dentro de la Iglesia del Señor, pero necesitaría más de 20 páginas para hacerlo por este medio; por lo tanto yo te invito a orar constantemente porque la Biblia nos exhorta a orar sin cesar. Lo oración nos ayuda a poder estar alertas para no caer en la tentación de regresar al mundo, es decir, a una condición de perdición. Mantente siempre en oración y pídele a Dios que te ayude a no apartarte del camino de la salvación. También te invito a leer la palabra de Dios en todo tiempo. El estudio de la palabra de Dios nos ayuda a poder vencer las tentaciones. La palabra de Dios nos da fortaleza y nos ayuda a crecer espiritualmente. Muchos creyentes se han apartado o se han enfriado porque han descuidado la oración y el estudio de la palabra de Dios.

Te recuerdo lo siguiente: “no podemos servir a dos señores”. Mateo capítulo 6:24 nos dice que: “ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”.

¡Dios te bendiga!
Pastor Luis Acevedo

Leave a Reply