EL PODER OCULTO DE LA GRACIA

“Jesús dijo también: ¿A qué se parece el reino de Dios y con qué puedo compararlo?”
Lucas 13:18

La visión de Jesús y la visión del pueblo no eran lo mismo. La gente imaginaba que el
reino de Dios se parecía más a su antiguo reino de Israel, bajo el reinado de David y su
hijo Salomón. O tal vez incluso al Imperio Romano, que se extendió rápidamente a
través de su gran poder militar.
Pero Jesús centró a sus oyentes en la pequeña semilla de mostaza, diciendo que así
era el reino de Dios. Esto probablemente hizo añicos los sueños del éxito instantáneo
que tanta gente quería. ¡Mostaza! ¡Era una semilla tan pequeña y de crecimiento lento!
Sin duda, la gente se rascaba la cabeza porque la parábola de Jesús no les
impresionaba.
Jesús no estaba tratando de hacerse un nombre por sí mismo o ser un rey
conquistador según los estándares del mundo. Él enseñó que, aunque el reino de Dios
pareciera tener comienzos insignificantes, crecía con el poder oculto y sutil de gracia y
amor y eventualmente se extendería por toda la tierra.
El crecimiento en gracia puede ser un proceso lento, pero el resultado es la vida eterna
con Dios en su reino, que es incluso mayor que el cosmos. La gracia del Reino implica
una caminata de por vida con el Maestro, quien siempre está prestando atención a tu
vida y te está dando un empujón para que prestes atención a su trabajo en ti.
Querido Señor, ayúdame a resistir el atractivo de los resultados rápidos y a confiar en ti para crecer
cada día. Amén.

Cada Día De Hoy
Ministerio Reforma

Leave a Reply