Mujer con Propósito – Determinación

Desde que naciste, Dios vio en ti una mujer feliz, una mujer de Propósitos Especiales. Disfruta y vive al máximo la vida por la que el Señor guía tu camino. Eres una Mujer que tiene dulces ojos, tierna voz, sonrisa que cautiva, visión emprendedora y una fuerza que te hace seguir adelante. No dejes que el mundo te confunda ni trates de cambiarlo. Dios te ha llenado de vida; te ha hecho fuerte pero tierna en Su amor.

“Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, Y aun al impío para el día malo”, Proverbios 16:4. Ser mujer es un regalo. El Creador, eligió a una mujer y nació Jesús, como niño indefenso; pero Rey del Universo. Él ha visto en ti Mujer, un lugar donde habitar.

Propósito significa: la determinación firme de hacer algo; es la intención o el ánimo de hacer o dejar de hacer algo. Como mujer, hemos sido dotadas de un propósito especial; el de servir, amar, producir. Mujeres creadas por Dios: Cada persona es única en su formación y ha sido designada a alcanzar tareas y metas específicas. Dios nos dio vida para cumplir Su propósito y para impactar la vida de otros a nuestro alrededor. Pero para lograrlo, debemos descubrir esos propósitos de Dios para nuestra vida y alcanzarlos con lo mejor de nuestras habilidades.

No hay duda que en ocasiones se presentan montañas y desafíos, pruebas y desiertos más grandes por vencer, más que a otras personas, pero con Su ayuda podemos lograr TODO.

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, Filipenses 4:13.

Deseas saber: “¿Por qué te pusieron en este planeta?”; debes empezar con hablar con Dios. Naciste por su voluntad y para su propósito. Fuiste creado por Dios y para Dios, y hasta que lo entiendas, tu vida no tendrá sentido.

Hemos sido creadas a la imagen de Dios para tener una relación con Él. Tener esa relación es la única cosa que va a satisfacer esencialmente nuestras almas. Hasta que lleguemos a conocer a Dios íntimamente, habremos de tener muchas experiencias maravillosas, pero aun no hemos dado en el clavo. Hemos sido usadas para algunos nobles propósitos, pero no para el que fuimos esencialmente creadas, no para el que a través del cual encontraremos la mayor realización. Dios nos has hecho para Él y nuestros corazones estarán intranquilos hasta que encuentre la paz en Él.

Una relación con Dios es lo único que calmará nuestros anhelos en forma permanente. “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mi viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”, Juan 6:35. Estamos hambrientos y sedientos en nuestra vida y hasta que llegamos a conocer a Dios no seremos satisfechos. Tratamos de “comer” y “beber” toda clase de cosas para satisfacer nuestra hambre y sed, pero no obstante ellas permanecen.

Mujeres en sus Propósitos:

Somos aquellas que nos hemos encontrado a nosotras mismas y sabemos quiénes somos. Esto significa ser consciente de nuestros errores y debilidades y procurar superarlos fortaleciéndonos como hijas de Dios. Sabemos valorarnos y sabemos valorar lo que poseemos: talentos, aptitudes, dones, etc. Entendemos que nuestras vidas tienen sentido y nos preparamos física, emocional y espiritualmente para poder llevar a cabo nuestro propósito. Al entender esto, reconocemos que Dios es el dador de la vida y sin Él, estamos perdidas. Cuando no conocemos quiénes somos y la posición que Dios nos ha dado, pasamos por la vida con un vacío, el cual tratamos de llenar con cosas triviales. Se nos olvida que hemos sido creadas con propósito, por un Dios perfecto.

En la Biblia encontramos ejemplos de Mujeres que se atrevieron a creerle a Dios y ser instrumento en sus manos, para cambiar la historia de sus propias vidas, familias, naciones y generaciones completas.

Mujeres de la Biblia que encontraron su propósito:

MARIA.- Dijo; “He aquí la sierva del Señor; Hágase conmigo conforme a tu palabra”, Lucas 1:38.

ANA.- Oro y sirvió en la iglesia, clamaba a Dios para que le diera un hijo; Dios le contesto, nació Samuel al cual le enseñó acerca del Dios al cual ella le servía. Fue un hombre de oración, igual que su madre. El fue el último juez y primer profeta. (1 Samuel, capítulos 1 al 7)

DORCAS.- Abundaba en buenas obras, cosía vestidos y túnicas para los pobres. Ella puso en acción las palabras de Jesús: “Estuve desnudo y me cubriste”…Su historia quedo escrita en la Biblia, y hasta el día de hoy, su historia sigue impactando vidas. (Hechos 9:36-41)

El Señor nos ha has llamado, no de acuerdo a nuestros trabajos, sino de acuerdo a Su propósito y gracia que nos ha dado Cristo Jesús (“quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”, 2 Timoteo 1:9).

Sé que el plan para nosotras, existe desde antes de que lo supiéramos, y que cumplirás en nosotras. Aprendamos a vivir con un sentido de propósito y a comprender el llamado que Dios nos ha dado. Deja todo orgullo, egoísmo y cualquier otra cosa que te impida moverte hacia todo lo que Dios tiene para ti. “Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos”, Salmos 138:8.

El SEÑOR, cumplirá lo que ha prometido hacer para ti.

Escrito está; Mujer, tus propósitos se realizarán con la ayuda del Creador. Sólo tienes que buscarlo, deja que Él te guié.

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”, 1Pedro 2:9.

¡Eres mujer con propósito, Dios te bendiga!
Pastora Divian Santiago

Leave a Reply