Su contribución al ministerio nos ayuda a continuar nuestra encomienda de predicar las buenas nuevas del evangelio, de acuerdo a Mateo 28:19, y llevar a cada creyente a su máximo potencial en Cristo.

La Biblia dice que “todo lo que el hombre siembra, eso cosecha” (Gal 6:7). Todo lo que sembramos será cosechado en bendiciones; por lo tanto apreciamos sus oraciones, y su apoyo financiero.

Oramos que la promesa de Deuteronomio 1:11 sea hecha realidad en su vida. “! Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como os ha prometido!”

Siembra en el Reino de Dios