“… aun los cabellos de su cabeza están contados. No tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones.”
Lucas 12:7 (NVI)

En esta discusión sobre el discipulado y la vida fiel a Dios, Jesús llama a sus oyentes a
reconocer que son valiosos. Aunque puedan ser desafiados incluso a entregar sus
vidas por el reino de Dios, eso no significa que sus vidas no sean valoradas por el
Señor. De hecho, Dios envió a Jesús porque quiere que todos sean salvos para que no
pierdan sus almas en el infierno.

Jesús también usa una imagen de gorriones. Los gorriones a menudo se vendían en el
mercado, y se podían comprar cinco por sólo dos centavos. La gente puede haber
pensado que los gorriones no valían mucho, pero Jesús dice: “Dios no olvida a ninguno
de ellos”. Luego, para resaltar cuánto más valiosos son sus oyentes, Jesús dice que
Dios incluso sabe cuántos pelos tienes. “No tengan miedo”, dice; “Valen más que
muchos gorriones”.

Muchos de los oyentes de Jesús eran pobres y estaban agotados; a menudo se
sentían olvidados e inútiles. Las élites de los poderosos, bien conectados y religiosos,
prácticamente los ignoraron. Pero a los ojos de Dios, cada persona es tan valiosa que
envió a su Hijo para salvarlos.

Al pensar en el sufrimiento y la muerte de Cristo (y en nuestra propia indignidad),
estamos llamados a recordar que merecemos la muerte del único Hijo de Dios. Somos
valiosos, y Dios no nos olvida.

Redentor Dios, ayúdame a darme cuenta hoy de cuán valioso soy para ti. Amén.

Cada Día De Hoy
Ministerio Reforma

Leave a Reply